El by-pass gástrico puede ser un tratamiento apropiado para la obesidad en adolescentes, pero solo en aquellos con sobrepeso sever, y listos para hacer un compromiso de por vida para cambiar sus hábitos alimenticios. El by-pass gástrico es recomendado como última opción para tratar la obesidad, tanto en adultos como en adolescentes, después de haber intentado perder peso con todos los otros métodos, sin lograr el éxito.

Los peligros y beneficios del by-pass gástrico son casi los mismos para jóvenes que para adultos. Pero debido a que el éxito a largo plazo depende de los cambios en el comportamiento así como de la anatomía, el estudio sugiere algunas guías para detectar candidatos en los que se excluyan adolescentes con indicios de que el tratamiento no puede tener éxito.

En general, de acuerdo al estudio, la cirugía deber ser restringida a niños mayores de 13 años y con problemas de obesidad severa, y que además tengan problemas de salud relacionados con su sobrepeso. Incluso en esos casos, se deberá retrasar la cirugía hasta que alcancen el 95% de su altura esperada como adultos y cuando se hayan intentado ampliamente las demás opciones para reducir de peso.

De hecho el by-pass gástrico no es únicamente para tratar la obesidad. Muchos profesionales de la salud lo considerarían únicamente para aquellas personas que no han logrado bajar de peso con otros tratamientos y quienes están en gran riesgo de desarrollar otros problemas de salud debido a su peso.

Esta cirugía es generalmente considerada cuando el índice de masa corporal es de 40 o mayor o cuando se tienen condiciones graves como la diabetes. La mayoría de las personas que se practica una cirugía de by-pass gástrico comienzan a perder peso muy rápidamente y continúan perdiéndolo hasta por 12 meses.

Todas las cirugías tienen riesgos y es importante para usted y su profesional en salud discutir sus opciones de tratamiento para decidir cuál es la mejor para su situación. La cirugía de by-pass gástrico es importante y debe ponerse en manos de cirujanos especializados para llevarla a cabo.

La Banda Gástrica es un aliado para seguir luchando por conseguir el peso ideal y proteger la salud y el bienestar, sobre todo en aquellos que han probado para perder peso dietas, acupuntura, medicamentos o modificación de la conducta.

La Banda Gástrica se puede realizar sólo a pacientes que tienen más de 18 años y que pesan el doble de lo que deberían o pesan 45 kilos más de su peso ideal. Es decir, el tratamiento se realizará en casos de obesidad mórbida con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 40. También es importante que el paciente lleve más de 5 años con obesidad y que durante todo ese tiempo haya hecho un esfuerzo importante con otros métodos para reducir su peso.

La Banda Gástrica es un procedimiento para facilitar la pérdida de peso en pacientes con obesidad. Consiste en la colocación de una banda inflable de silicona alrededor de la parte superior del estómago, dividiéndolo en dos partes y disminuyendo la capacidad hasta un tamaño de 25-30 cc. La nueva bolsa pequeña que se forma en la parte superior del estómago limita y controla la cantidad de alimentos que pueden ingerirse de una vez y la salida estrecha del estómago aumenta el tiempo necesario para que el estómago se vacíe. Como consecuencia, los pacientes experimentan una sensación de plenitud y satisfacción con pequeñas cantidades de alimento.

La Banda Gástrica consigue la reducción en la ingestión de alimentos y una pérdida de peso que se establece en una media de 0,5 kg a la semana. Hay que tener en cuenta que la pérdida demasiado rápida crea un peligro para la salud y puede causar numerosos problemas, además, la meta principal es una pérdida de peso progresiva que mejore o resuelva los problemas médicos conectados con la obesidad severa.

En la intervención de Banda Gástrica es importante seguir todos los consejos médicos que facilitan los especialistas que acompañarán al paciente a lo largo de todo el tratamiento. Es básico comer pequeñas cantidades y saber cuándo está saciado uno pues si se come más de lo que se debe, el estómago acabará cediendo y se hará más grande, no sirviendo de nada la intervencón de la banda gástrica. Hay que tener muy presente que la disciplina personal en materia de alimentación es fundamental para el éxito de cualquier tratamiento de la obesidad.

Con la epidemia de obesidad que nos invade, hay la necesidad de encontrar nuevas soluciones a esta enfermedad que ya se ha convertido en una de las mayores preocupaciones de la Salud Pública.

Una de las soluciones que se han buscado y que se han publicitado en los medios consiste en disminuir la capacidad del estómago y así favorecer la sensación de saciedad. Ello se realiza con la cirugía de la obesidad, es decir, realizar una operación para eliminar parte del estómago. Otra opción novedosa, y sin necesidad de cirugía, es colocar un balón dentro del estómago (balón intragástrico) que produce una sensación constante de saciedad, con la finalidad de que la persona ingiera menos alimentos y con ello consiga adelgazar.

El balón intragástrico desinflado se introduce por la boca y es guiado mediante un endoscopio hasta el estómago. Una vez allí se rellena el balón intragástrico con suero junto con un colorante azul en una cantidad entre 400 a 600 cc. que queda retenido dentro del balón intragástrico gracias a una válvula que impide que se vacíe. La técnica se realiza de manera ambulatoria y con una leve sedación. El balón intragástrico queda flotando libremente dentro del estómago e impide la ingesta excesiva de comida. Durante las primeras semanas son muy frecuentes las náuseas y los vómitos porque el paciente no se adapta a una alimentación adecuada a su nueva situación. Se recomienda que se retire antes de seis meses para evitar que el ácido gástrico debilite las paredes del balón y pueda desinflarse. El balón intragástrico se retira con una pinza por el mismo procedimiento endoscópico que se colocó.

La pérdida de peso dependerá del peso inicial de la persona, oscilando entre 10 a 20 kg. de promedio al final de los 6 meses. Esta pérdida es eficaz siempre que se incorpore dentro de un programa coordinado de modificación de la conducta alimentaria y de los hábitos de vida. Si el paciente no ha sido capaz de comprender estos preceptos, con seguridad recuperará parcial o totalmente los kilos perdidos. En general, entre el 30-50 % de los pacientes recuperan su peso perdido en los 6 meses siguientes a la retirada del balón intragástrico. Al fin y al cabo, si no tenemos un impedimento para comer normalmente, lo habitual es que a largo plazo se recuperen los kilos perdidos. Lo difícil del tratamiento de la obesidad no está en perder peso en pocos meses, sino el mantenimiento a largo plazo. Y en esto, no hay garantías de que un tratamiento con un balón intragástrico durante 6 meses vaya a servir de mucho a largo plazo. En cualquier caso, la indicación de la colocación de un balón intragástrico debe hacerla un profesional cualificado, experto en obesidad, que evaluará la enfermedad en todo su contexto, las perspectivas reales de éxito, la atención a las posibles complicaciones y el seguimiento ulterior tras la colocación del balón intragástrico y su retirada.

Esta técnica tampoco está totalmente exenta de complicaciones, que aunque son poco frecuentes, pueden ser muy graves, sobre todo si el balón intragástrico se desinfla y progresa hacia el intestino con posibilidad de obstrucción intestinal, que es un cuadro grave que precisa de intervención quirúrgica urgente.

Fuente: http://www.parasaber.com/salud/nutricion-dietas/alimentacion-y-salud/problemas-de-salud/colesterol/articulo/colesterol-nutricion-dietas-balon-intragastrico-perder-peso-buena-forma-combatir/2876/

La banda gástrica, está indicada para pacientes de obesidad extrema (IMC mayor de 60).

La banda gástrica es una técnica novedosa, con solo 5 años de experiencia, que consiste en la reducción de la capacidad del estómago dejándolo en forma de tubo o “manga”, logrando así una saciedad precoz y la disminución del apetito, lo que conlleva la reducción de peso.

La banda gástrica está indicada en pacientes que sufren otras complicaciones: cardiopatías, cirrosis hepática, etc.  Sin embargo, ahora se baraja como una posibilidad eficaz y menos agresiva para obesos mórbidos índices de masa corporal bajos.

Las últimas intervenciones realizadas en España de banda gástrica han conseguido muy buenos resultados no sólo en el tiempo operatorio, sino también por la reducción de las posibles complicaciones. Además, necesita menos controles médicos y logra una mayor reducción del peso.

La obesidad, un problema en alza

La obesidad constituye, hoy en día, un problema que se presenta de forma creciente en los diferentes países de nuestro entorno. En este sentido, en Europa, la prevalencia de la misma se ha multiplicado por tres en las últimas dos décadas, con cifras cercanas al 50% de sobrepeso en adultos y a un 20% entre los niños. De éstos, un tercio son obesos.

En España, mientras tanto, el índice de obesidad entre la población adulta es del 15%, reduciéndose ligeramente el porcentaje (14%) en el caso de ciudadanos cuyas edades se hayan comprendidas entre los 2 y los 24 años. Números, no obstante, más que suficientes para que desde el Ministerio de Sanidad, así como desde otros organismos públicos de diversa índole, no cesen de apuntar hacia la obesidad como uno de los principales problemas de nuestro país en estos momentos.

Leer el resto de esta entrada »

Ventajas de la gastrectomía

La gastrectomía o gastroplastia tubular se ha consolidado como una de las más eficaces intervenciones quirúrgicas para la superación de la obesidad.

Las ventajas de la gastrectomía con respecto a otras técnicas es la ausencia de cuerpos extraños, como los que se usan en el balón intragástrico o la banda gástrica, para regular el apetito.
Leer el resto de esta entrada »

La obesidad se ha convertido en una de las principales preocupaciones de la sociedad actual, y más todavía desde las recientes consecuencias que acarrea este tipo de dolencia en aquellos pacientes que sufren un contagio por gripe A. El Instituto de Obesidad quiere instar a colegios y educadores a una revisión de los hábitos alimenticios de sus alumnos, al considerar muy preocupantes los datos de obesidad infantil que arroja nuestro país.

En este sentido, resulta alarmante el alto grado de incidencia que están alcanzando los problemas de obesidad entre la población adolescente e infantil. En menos de dos décadas, tal y como reflejan las cifras manejadas por el Ministerio de Sanidad, España ha triplicado sus números en lo que a población infantil y juvenil (2-24 años) se refiere, llegándose ya a una tasa de obesidad del 13,9%, y a otra del 12,4% en lo que a sobrepeso se refiere. Asimismo, mientras que en este grupo de edad la prevalencia de obesidad es superior en varones (15,6%) que en mujeres (12%), las mayores cifras se detectan en la prepubertad y, en concreto, en el grupo de edad de 6 a 12 años, con una prevalencia del 16,1%. Todos estos porcentajes sitúan a nuestro país en los primeros puestos de Europa en lo que a incidencia de obesidad y sobrepeso se refiere.

Leer el resto de esta entrada »

Gastrectomía o Cirugía de Gastroplastia Tubular

La gastrectomía consiste en una modificación anatómica menor del sistema digestivo para corregir satisfactoriamente la obesidad mórbida. También se denomina Sleeve Gastrectomy, Gastrectomía Vertical o Manga Gástrica.

La gastrectomía es un tratamiento que fue descrito inicialmente como un primer paso de procedimientos más complicados como el bypass gástrico o el switch duodenal, en pacientes con muy alto riesgo quirúrgico con índice de masa corporal superiores a 50.

Leer el resto de esta entrada »

Banda Gástrica

El tratamiendo de banda gástrica es un procedimiento encaminado a facilitarle la pérdida de peso mediante la colocación de una banda de silicona alrededor del estómago, reduciendo su capacidad hasta un tamaño de 25-30 CC. Con ello se sentirá muy rápidamente saciado y le será fácil perder peso.

Banda gastrica

Leer el resto de esta entrada »

El tratamiento de Balón Intragástrico es un programa de pérdida de peso para personas obesas o con sobrepeso.

El dispositivo de balón intragástrico provoca la pérdida de peso gracias a una sensación de saciedad que reduce la cantidad de alimentos consumidos en cada comida.

Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.